Historia

El edificio fue construido en el siglo XVIII y responde al tipo de casa burguesa. Su dueño fue un comerciante cercano a la familia Vizarrón. Formaba parte del domicilio familiar de Juan Carlos de Rivas Ramírez de Arellano, un comerciante gaditano que emparentó con una de las grandes familias de la nobleza mercantil portuense mediante su matrimonio con Leonor María Vizarrón. Se puede afirmar que Juan Carlos de Rivas fue uno de los primeros promotores inmobiliarios que hubo en El Puerto, ya que a lo largo de su vida llegó a contar con mas de 24 fincas urbanas producto de la inversión del capital obtenido de su actividad como comerciante con América.

El próspero comerciante escogió para construir su domicilio familiar la calle Luna, donde era dueño de toda una manzana. La Casa de Rivas fue construida en 1731 por el maestro mayor de obras de El Puerto, Francisco de Valladolid, conocido por la ampliación del Palacio de Purullena.

El esquema de la vivienda responde al concepto de casa burguesa barroca derivada de la casa palacio , un esquema que procede de Cádiz y que se generaliza en El Puerto, dadas las semejanzas sociales y económicas. Consta de planta baja, entresuelo, planta noble y ático, "desarrollándose en tres cuerpos y tres calles conforme a un esquema de gran clasicismo. La planta baja se destinaba a comercio y almacenes, la planta principal era la residencia familiar, y en el ático, compuesto por tres pequeños balcones, se situaba el servicio doméstico.

Como elementos decorativos de la fachada destacan la portada de la vivienda, cuya puerta adintelada está flanqueada por dos pilastras rematadas por elementos de tipo vegetal, todo ello en piedra procedente de las canteras de la Sierra de San Cristóbal. La base de los balcones de la planta principal a la calle presenta ménsulas que confieren dinamismo al conjunto, y están embellecidos además por herrajes de forja. En la Casa de los Rivas se conjugan los valores domésticos con los relacionados con la actividad económica del propietario, un comerciante a Indias y promotor inmobiliario que dejó muestras de buen gusto estético como enseñanza para generaciones posteriores.